A raíz de mi participación en las jornadas Hermético-Alquímicas organizadas por la Escuela Andalusí en el Instituto de Estudios Portuarios de Málaga dónde realicé una conferencia. El diario “La opinión de Málaga” me entrevistó y aquí podéis encontrar la transcripción completa:

Jesús J. García 28.07.2014 | 00:59

La búsqueda de la piedra filosofal se ha convertido en uno de los principales objetivos de este galardonado policía, que en sus ratos libres ocupa el laboratorio que tienen en su casa intentando transmutar metales innobles en nobles.

Luis Silva es inspector jefe de la Policía Local y alquimista aficionado. Hace ya varios años descubrió la alquimia y no cesa en su lucha por encontrar la piedra filosofal. La Escuela Andalusí organiza estos días unas jornadas Hermético-Alquímicas en el Instituto de Estudios Portuarios de Málaga. Este ciclo formativo se consolida como referente académico en el panorama nacional rememorando a grandes clásicos.

Para los menos entendidos en la materia, ¿puede explicar en qué consiste esta ciencia?Luis Silva imparte charlas sobre la alquimia por toda España.
Es una ciencia, un arte muy antiguo que tenía como objetivo la búsqueda de la piedra filosofal, que tenía unas virtudes increíbles. Esta piedra consigue transmutar los metales innobles en nobles, cura de enfermedades, aporta vitalidad, da conocimientos y una larga lista de propiedades beneficiosas para los humanos.

¿Tiene en la actualidad algún uso la alquimia?
Sí, claro. Es una ciencia minimalista, no está al alcance de todo el mundo. No todo el mundo puede estudiar sobre la alquimia. Somos un grupo muy cerrado que nos explicamos los avances entre nosotros. La mayoría de alquimistas somos muy discretos con nuestros avances.

¿En algún momento se ha logrado algo similar a la piedra filosofal?
Sí. Hay conocimientos de científicos antiguos que consiguieron una transmutación de metales, y juraban bajo su honor que había conseguido transmutar el mercurio en oro, de hecho nombró a su hijo como Franciscos Mercurius. Otro médico que nocreía para nada en la alquimia cuanta que le presentó un personaje desconocido y transmutó el plomo en oro. Hay archivos que se han efectuado las transmutaciones.

¿Sus investigaciones son sólo teóricas o prácticas?
Reuno las dos cosas, primero hago investigaciones teóricas y después lo aplico a la práctica. Los estudios en alquimia se basan en estudiar textos que se escribieron en épocas pasadas. Son muy oscuros y tenemos que desvelarlos. Cuando ya tienes algo descifrado tienes que pasar a la acción.

¿Espera que su charla sirva para que alguien que no sea aficionado a la alquimia se aficiones?
Lo primero que tengo que hacer es dar mi enhorabuena a la Escuela Andalusí por ser lo que fue en su día la escuela renacentista en Florencia por sacar a la luz a los grandes clásicos. Me encargo de estudiar la alquimia desde hace más de 20 años, pero en 2011 salimos a la luz gracias a diversos estudios que presentamos y nuestra participación en un gran número de programas de radio donde también ganamos varios premios. Seguro que alguien se aficiona a la alquimia gracias a nuestro grupo de estudio.

¿Es fácil compaginar la vida de Inspector Jefe de la Policía Local con una afición tan difícil como la alquimia?
Mi principal objetivo es encontrar un momento libre en el que trabajar. Sólo dedico el tiempo justo, tengo en casa un pequeño laboratorio en el que mi familia me respeta. La alquimia es una gran pasión que se compagina muy bien con mi profesión.